ilusión-arte

ilusión-arte

9 feb. 2011

carta a la onu


  El vídeo  que voy a publicar hoy es muy antiguo, pero si trasladamos el mensaje a la actualidad, nos daremos cuenta de que encaja perfectamente en nuestros días. Está bien refrescar la memoria, y más cuando se trata de cosas de este tipo. No sé, hasta que punto es algo inocente, o si está programado por adultos, ni tampoco sé, si tiene una intención determinada, más allá del mensaje que transmite. 
Yo solo me quedo con una idea. La de concienciación social como recurso para mejorar nuestro vida, nuestro entorno, nuestra ciudad, nuestro planeta... Siempre hablamos de actitudes, pero, si no tenemos conocimiento de las cosas...¿Cómo vamos a intervenir?.
Es una carta muy sencilla, y todo lo que dice, lo habréis escuchado miles de veces pero... 
¿No os hace reflexionar un poquito?. A mí personalmente me ha hecho pensar algunas cosas.
Por una parte en la doble moral en que vivimos los adultos. Maestros, padres, educadores...solo predicamos con las palabras, decimos lo que está bien, lo que está mal, pero luego nos resulta más sencillo, evadirnos, que emplear un poquito de nuestro tiempo a esta tarea . Tenemos un criterio propio invadido por todo lo que esta establecido, y más que propio es común. Somos como seres clonados escasos de recursos y habilidades sociales. Nos resulta más sencillo acomodarnos a todo lo vigente, que cuestionarnos cosas y movilizarnos, y no nos damos cuenta de que estamos creando la misa actitud en los niños. Tal vez nosotros no seamos capaces de ver más allá, pero la mayoría de los niños sí, por eso me inquieta que interrumpamos sus ganas de descubrir, de saber, que pongamos freno a su espontaneidad, imaginación, desarrollo...
Por otra parte, cuando habla de las generaciones futuras, pone de manifiesto el egoísmo innato del ser humano:“¿Qué importa abusar de los recursos naturales, si mientras nosotros vivamos no se agotarán?”,“¿Qué más da que las futuras generaciones no puedan disfrutar de paseos por el campo o de baños en el mar?” ,“ mientras yo viva cómodo, que más da como vivan mis hijos, mis sobrinos, mis nietos..." " como yo no lo veré "... 
Es obvio, todos somos conscientes, e incluso reconocemos que no somos capaces de valorar todo lo que tenemos. Pero se queda en eso, en palabras.
Llego a la conclusión de que es el egoísmo humano y la falta de cierta educación la principal consecuencia de que nuestro mundo haya tomado este rumbo. Pero pienso que no esta todo perdido, los cambios siempre son posibles, y al igual que hay personas muy egoístas, también lo hay altruistas . 

Se queman montes, pero también se plantan árboles. De la misma forma que han habido guerras y pueblos sometidos, han habido revoluciones pacíficas y países libres.
Os invito a que penséis, a que empleéis un poco de vuestro tiempo a observar vuestro entorno, a que miréis dentro de vosotros, y reflexionéis. Una vez escribí sobre una pequeña revolución personal. En ella decía que lo fundamental es empezar por uno mismo a establecer cambios, a saber que cosas de nosotros podemos mejorar . Cambiar el mundo es un conjunto de pequeñas cosas, es conquistar una sonrisa, es no tirar un papel al suelo, es ir caminado al trabajo y disfrutar de los colores del amanecer, es no arrancar una flor...




No hay comentarios:

Publicar un comentario