ilusión-arte

ilusión-arte

23 may. 2012

En un segundo...

                     
           
           Cinco minutos bastan para soñar toda una vida.
                            ( Mario Benedetti)


¿Alguna vez os habéis parado a pensar en la cantidad de cosas que se pueden hacer en un segundo?   ¿Y en la importancia que  puede llegar a tener  en nuestras vidas esa pequeña unidad de tiempo?
 Esta noche, como tantas pienso en el día que he tenido y en como ha transcurrido. En todas aquellas cosas que se pueden realizar en  24 horas,  en la importancia del tiempo, en como va cambiando su dimensión y en su relatividad. Recuerdo por ejemplo que cuando era niña  los veranos eran interminables, ahora un año de mi vida equivale a  dos o tres meses de entonces.
Bueno pues pensando, pensando.... una cosa me ha llevado a otra, de los días he pasado a las horas y he terminado pensando en los segundos, en lo desapercibidos que pasan,  en la poca importancia que les damos y en la cantidad de cosas que se pueden hacer . Pero sobre todo en lo que puede llegar a generar una partícula de tiempo tan pequeña, y en las grandes consecuencias  que puede tener tanto para bien como para mal. 
En un segundo podemos:
-  Señalizar un movimiento con el intermitente del coche.
-  Firmar un documento importante.
-  Decir sí quiero.
-  Escuchar o decir te quiero.
-  Meter un gol .
- Tirar una colilla por la ventana.
-  Decir No.
-  Decir Si.
-  Encontrar una mirada, o esquivarla.
-  Darle a la opción de enviar del correo electrónico .
-  Se puede  ir la luz.
-  Pedir perdón.
-  Se pueden cerrar las puertas de un tren.
-  Decir Cuidado.
-  Hacer una foto.
-  Dar un beso.
- Coger de la mano a alguien.
- Abrocharnos el cinturón de seguridad.
- Llamar a un timbre.
- Encender la luz.


1 may. 2012

Almas gemelas


A lo largo de nuestra vida nos vamos encontrando con una gran diversidad de personas. Algunas pasan desapercibidas, otras las eliges, y otras aparecen de repente sin más, por azar, como un regalo del destino.
 Están las que son imprescindibles en tu vida, y las que te hacen daño, las que te quieren, y las que no soportas y están las que se quedan para siempre, las que marcan, las inolvidables... las que Albert Espinosa en su libro "Si tu me dices ven lo dejo todo pero dime ven" define como "almas gemelas".  Son esas personas en las que te ves reflejada. Que saben como  te sientes sin necesidad de expresarte, que conocen todas tus miradas, y tus sonrisas ... y que pueden estar camufladas detrás de una amistad, una pareja, un familiar...
 Hace ya tiempo que leí el libro y desde entonces he querido escribir sobre las mías, sobre esas personas que en algún u otro momento de mi vida, entraron para no marcharse. Algunas ya no están aquí, pero  la complicidad  y las experiencias compartidas fueron tan especiales, que es imposible dejar de recordarlas, forman parte de mí. Otras las tengo muy cerca , las necesito, las busco, me necesitan, las quiero, dan sentido a todo lo que hago...
También dejan huella aquellas que te vas encontrando por el camino, y que sin esperarlo cambian tu vida. Son esas personas de las que he hablado al principio, que el destino pone ante tí de forma casual. Son  muy pocas, pero cuando llegan haces lo necesario para conservarlas porque sabes  casi desde el principio que vale la pena.